¡Síguenos!     

RAPE CON SALSA DE TAMARINDO

PASTA DE TAMARINDO
 
El tamarindo,  o también conocido como tamarindus indica, es un árbol tropical de frutos comestibles muy apreciados en lugares como Asia y América Latina, mayoritariamente.
Se trata de un árbol que crece en zonas tropicales y subtropicales y que puede llegar a alcanzar los 20 metros de altura. Es un árbol fuerte
y prácticamente autosuficiente, es
decir, no requiere de demasiados cuidados como lo son la fumigación o el abono.
De dicho árbol se usan sus hojas y sus vainas, que es donde se encuentra el fruto. Dicho fruto es una vaina rellena por una pulpa de sabor dulce y ácido a la
vez, factor que permite su uso alimentario en forma de bebidas y zumos.
Además, es una de las frutas más ácidas que existen debido a su altísimo contenido en ácido tartárico.
 
CARACTERÍSTICAS/PROPIEDADES
El fruto del tamarindo cuenta con infinitas propiedades para la salud y el cuerpo en general.
Se trata de una riquísima fuente de magnesio, calcio, fósforo, azufre, fibra, vitaminas y azúcares saludables que aportan una gran cantidad de energía.
Dolores de cabeza, resfriados, tos, vómito, hemorroides e incluso la resaca se pueden combatir con este alimento. Además, cuenta con excelentes propiedades laxantes y depurativas.
Por otro lado, tanto su pulpa como sus hojas y su corteza tienen aplicaciones medicinales y en algunos lugares las usan incluso para bajar la fiebre.
Por último, es en muchos casos un gran aliado contra la deshidratación, a través de zumos, infusiones y bebidas.
 
USOS/APLICACIONES:
Los usos de este fruto son innumerables aunque las principales aplicaciones son: La medicina, puesto que ayuda a prevenir piedras en los riñones, baja la fiebre y ayuda a aquellas personas cuyas digestiones son lentas.
La cosmética, dado que se utiliza para mejorar las afecciones de la piel, aclararla gracias a sus efectos blanqueadores y también para limpiarla en profundidad y rejuvenecerla.
En cocina, su uso más común es en forma de bebida, infusión o zumo, aportándole a estas un toque ácido y dulce cuyo contraste resulta en una bebida de un sabor y un aroma excepcional.
 
RECETA: RAPE CON SALSA DE TAMARINDO
Ingredientes:
2 cucharadas aceite de cacahuete.
4 cebolletas.
3 dientes de ajo.
2 cucharadas de jengibre rallado.
2 cucharadas de salsa de soja.
1 cucharada de azúcar.
2 cucharadas de pasta de tamarindo.
1 cucharada de salsa de pescado.
10 granos de pimienta negra machacados.
 
PREPARACIÓN:
1. Caliente el aceite de cacahuete en una sartén, añada las cebolletas y saltee hasta que se ablanden.
2. Incorpore el ajo y el jengibre y cueza durante un par de minutos más.
3. Añada el resto de ingredientes y, sin dejar de remover, cueza durante dos minutos más.
4. Pase la salsa a un cuenco, tape con film y haga algunos orificios. Deje que repose 20 minutos antes de servir.