¡Síguenos!     

BIZCOCHO DE LA ABUELA RELLENO DE CREMA DULCE DE CASTAÑAS

CREMA DULCE DE CASTAÑAS
 
Las castañas son un manjar humilde pero fantástico. Se trata de un fruto típicamente otoñal, aunque se pueden encontrar buenos ejemplares durante las primeras semanas de invierno.
Consideramos a las castañas como un fruto muy nuestro pero desde la antigüedad, ha sido muy importante en gran parte de Europa, sudoeste de Asia y Norteamérica.
Las castañas se consideran uno de los frutos secos menos calóricos y con un mayor aporte de carbohidratos. A diferencia de estos, su aporte energético es inferior, contiene menos grasa, un alto contenido en agua y nutrientes reguladores, como el potasio y los folatos. De hecho, su composición nutricional está más cerca de los cereales que de los frutos secos.
Se pueden comer de diferentes formas puesto que se trata de un alimento muy versátil. Pueden consumirse asadas, secas, en forma de harina o en mermelada, que es el caso que nos ocupa.
Al cocinarlas, es adecuado quitar la piel y hervir durante media hora. Para hacerlas en forma de crema o puré, se hierven las castañas y se aplastan hasta obtener una pasta uniforme, a la que se puede añadir leche, azúcar o vainas de vainilla.
La crema dulce de castañas tiene proporciones de azúcar similares a una mermelada. Es habitual tomarla untada en tostadas, como ingrediente para un postre, para rellenar un brioche o incluso para comerla a cucharadas.
Las propiedades más características de las castañas son su alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y fibra, su bajo contenido calórico, un alto contenido en minerales como magnesio, potasio, hierro y fósforo. También son características sus propiedades reconstituyentes y antiinflamatorias.
 
RECETA: BIZCOCHO DE LA ABUELA RELLENO DE CREMA DULCE DE
CASTAÑAS
 
Ingredientes:
200 gr. de boniato asado
2 huevos
100 gr. de azúcar
60 gr. de aceite de oliva
1 cucharadita de canela
200 gr. de harina
1 bote de crema dulce de castañas
Azúcar glasé
 
PREPARACIÓN:
1. Pelamos y cortamos el boniato en trozos y lo ponemos a hervir hasta que esté tierno.
2. Con un tenedor, chafamos el boniato hasta obtener un puré.
3. Batimos los huevos, el azúcar y el puré de boniato. Añadimos el aceite de oliva y seguimos batiendo.
4. Incorporamos la harina y la canela tamizadas. Batimos para que no queden grumos.
5. Volcar la masa en un molde redondo apto para horno.
6. Espolvorear la superficie con una mezcla de azúcar y canela para obtener una corteza crujiente.
7. Hornear a 200ºC durante 35-40 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar.
8. Abrimos el bizcocho en 3 partes, realizando dos cortes horizontales.
9. Rellenamos la parte inferior con nata y la parte superior de crema de castañas.
10. Dejamos reposar y servimos con un poco de azúcar glasé espolvoreado por encima.
 
Solicitud de información
Por favor, introduzca sus datos personales y la consulta que desea realizar. Esta información será recibida a través de e-mail, para que pueda ser atendida adecuadamente.
Nombre y Apellidos
e-mail
Teléfono
Consulta